jueves, 11 de octubre de 2007

Apoye a los compañeros del sindicato de El Siglo


Apoye a la lucha de los compañeros del sindicato del semanario El Siglo, quienes han recibido un mal trato laboral por parte de los administradores del semanario y por parte de la cúpula del Partido Comunista de Chile, representado por Guillermo Teillier.
Metámosle un dedo en el ojo a Teillier todos juntos.

¿Por qué socialismo?

El individuo es más consciente que nunca de su dependencia de sociedad. Pero él no ve la dependencia como un hecho positivo, como un lazo orgánico, como una fuerza protectora, sino como algo que amenaza sus derechos naturales, o incluso su existencia económica. Por otra parte, su posición en la sociedad es tal que sus pulsiones egoístas se están acentuando constantemente, mientras que sus pulsiones sociales, que son por naturaleza más débiles, se deterioran progresivamente. Todos los seres humanos, cualquiera que sea su posición en la sociedad, están sufriendo este proceso de deterioro. Los presos a sabiendas de su propio egoísmo, se sienten inseguros, solos, y privados del disfrute ingenuo, simple, y sencillo de la vida. El hombre sólo puede encontrar sentido a su vida, corta y arriesgada como es, dedicándose a la sociedad.
La anarquía económica de la sociedad capitalista tal como existe hoy es, en mi opinión, la verdadera fuente del mal. Vemos ante nosotros a una comunidad enorme de productores que se están esforzando incesantemente privándose de los frutos de su trabajo colectivo -- no por la fuerza, sino en general en conformidad fiel con reglas legalmente establecidas. A este respecto, es importante señalar que los medios de producción --es decir, la capacidad productiva entera que es necesaria para producir bienes de consumo tanto como capital adicional-- puede legalmente ser, y en su mayor parte es, propiedad privada de particulares.
En aras de la simplicidad, en la discusión que sigue llamaré "trabajadores" a todos los que no compartan la propiedad de los medios de producción -- aunque esto no corresponda al uso habitual del término. Los propietarios de los medios de producción están en posición de comprar la fuerza de trabajo del trabajador. Usando los medios de producción, el trabajador produce nuevos bienes que se convierten en propiedad del capitalista. El punto esencial en este proceso es la relación entre lo que produce el trabajador y lo que le es pagado, ambos medidos en valor real. En cuanto que el contrato de trabajo es "libre", lo que el trabajador recibe está determinado no por el valor real de los bienes que produce, sino por sus necesidades mínimas y por la demanda de los capitalistas de fuerza de trabajo en relación con el número de trabajadores compitiendo por trabajar. Es importante entender que incluso en teoría el salario del trabajador no está determinado por el valor de su producto.
El capital privado tiende a concentrarse en pocas manos, en parte debido a la competencia entre los capitalistas, y en parte porque el desarrollo tecnológico y el aumento de la división del trabajo animan la formación de unidades de producción más grandes a expensas de las más pequeñas. El resultado de este proceso es una oligarquía del capital privado cuyo enorme poder no se puede controlar con eficacia incluso en una sociedad organizada políticamente de forma democrática. Esto es así porque los miembros de los cuerpos legislativos son seleccionados por los partidos políticos, financiados en gran parte o influidos de otra manera por los capitalistas privados quienes, para todos los propósitos prácticos, separan al electorado de la legislatura. La consecuencia es que los representantes del pueblo de hecho no protegen suficientemente los intereses de los grupos no privilegiados de la población. Por otra parte, bajo las condiciones existentes, los capitalistas privados inevitablemente controlan, directamente o indirectamente, las fuentes principales de información (prensa, radio, educación). Es así extremadamente difícil, y de hecho en la mayoría de los casos absolutamente imposible, para el ciudadano individual obtener conclusiones objetivas y hacer un uso inteligente de sus derechos políticos.
La situación que prevalece en una economía basada en la propiedad privada del capital está así caracterizada en lo principal: primero, los medios de la producción (capital) son poseídos de forma privada y los propietarios disponen de ellos como lo consideran oportuno; en segundo lugar, el contrato de trabajo es libre. Por supuesto, no existe una sociedad capitalista pura en este sentido. En particular, debe notarse que los trabajadores, a través de luchas políticas largas y amargas, han tenido éxito en asegurar una forma algo mejorada de "contrato de trabajo libre" para ciertas categorías de trabajadores. Pero tomada en su conjunto, la economía actual no se diferencia mucho de capitalismo "puro". La producción está orientada hacia el beneficio, no hacia el uso. No está garantizado que todos los que tienen capacidad y quieran trabajar puedan encontrar empleo; existe casi siempre un "ejército de parados". El trabajador está constantemente atemorizado con perder su trabajo. Desde que parados y trabajadores mal pagados no proporcionan un mercado rentable, la producción de los bienes de consumo está restringida, y la consecuencia es una gran privación. El progreso tecnológico produce con frecuencia más desempleo en vez de facilitar la carga del trabajo para todos. La motivación del beneficio, conjuntamente con la competencia entre capitalistas, es responsable de una inestabilidad en la acumulación y en la utilización del capital que conduce a depresiones cada vez más severas. La competencia ilimitada conduce a un desperdicio enorme de trabajo, y a ése amputar la conciencia social de los individuos que mencioné antes.
Considero esta mutilación de los individuos el peor mal del capitalismo. Nuestro sistema educativo entero sufre de este mal. Se inculca una actitud competitiva exagerada al estudiante, que es entrenado para adorar el éxito codicioso como preparación para su carrera futura.
Estoy convencido de que hay solamente un camino para eliminar estos graves males, el establecimiento de una economía socialista, acompañado por un sistema educativo orientado hacia metas sociales. En una economía así, los medios de producción son poseídos por la sociedad y utilizados de una forma planificada. Una economía planificada que ajuste la producción a las necesidades de la comunidad, distribuiría el trabajo a realizar entre todos los capacitados para trabajar y garantizaría un sustento a cada hombre, mujer, y niño. La educación del individuo, además de promover sus propias capacidades naturales, procuraría desarrollar en él un sentido de la responsabilidad para sus compañeros-hombres en lugar de la glorificación del poder y del éxito que se da en nuestra sociedad actual.
Sin embargo, es necesario recordar que una economía planificada no es todavía socialismo. Una economía planificada puede estar acompañada de la completa esclavitud del individuo. La realización del socialismo requiere solucionar algunos problemas sociopolíticos extremadamente difíciles: ¿cómo es posible, con una centralización de gran envergadura del poder político y económico, evitar que la burocracia llegue a ser todopoderosa y arrogante? ¿Cómo pueden estar protegidos los derechos del individuo y cómo asegurar un contrapeso democrático al poder de la burocracia?

Albert Einstein

¿Por qué socialismo? (texto completo)

martes, 9 de octubre de 2007

Evolución económica y voluntad

Las condiciones de existencia de un organismo son de dos especies: por una parte, las que se renuevan sin cesar, que persisten sin modificación a través de nume­rosas generaciones. Una voluntad adaptada a esas con­diciones, conforme con ellas, llega a ser hábito que se trasmite por herencia y se acrece por la selección natu­ral; se convierte en instinto, en movimiento impulsivo; el individuo termina por obedecerlo en todas las circuns­tancias, hasta en las anormales, en las cuales esta obe­diencia en lugar de favorecer la existencia y conservarla, la perjudica y a veces acarrea la muerte. La causa primera de esa impulsión no es menos la voluntad de vivir. Al lado de las condiciones de existencia que se renue­van siempre invariablemente, existen aquellas que sólo se presentan raras veces o están sujetas a variaciones. Entonces el instinto es impotente y la conservación de la existencia depende esencialmente de la facultad de conocer del organismo, de que se muestre capaz de reconocer la situación en la cual se encuentra y adaptar a ella su conducta. Cuanto más las condiciones de existencia de una especie animal están sujetas a variaciones frecuentes, más se desenvuelve su inteligencia, a causa, por una parte, de que los órganos de la inteligencia están más sujetos a tributo, y por otra a que los individuos cuya inteligencia es inferior son eliminados más rápidamente.
En el hombre, en fin, la inteligencia adquiere un gra­do tal que llega a crearse órganos artificiales, armas y herramientas, a fin de asegurar mejor su existencia en medio de las condiciones en las cuales se encuentra. Lue­go, obrando así, crea nuevas condiciones de existencia a las cuales debe adaptarse. Así es como el progreso téc­nico, producto de inteligencia elevada, favorece a su vez el progreso de la inteligencia.

El progreso técnico es también una consecuencia de la voluntad de vivir, pero la modifica de modo notable. El animal quiere solamente vivir como ha vivido hasta entonces; no pide nada más. Por el contrario, la inven­ción de una nueva arma o de una nueva herramienta en­traña la posibilidad de vivir mejor que precedentemente, de procurarse nutrición más abundante, más ocio, más se­guridad o, en fin, de satisfacer nuevas necesidades antes desconocidas. Cuanto más se desarrolla el aparato téc­nico, más la voluntad de vivir se transforma en voluntad de vivir mejor.

Esa voluntad es la que caracteriza al hombre civili­zado. Ahora bien, la técnica no modifica solamente las relaciones entre los hombres y la naturaleza, sino tam­bién las relaciones de los hombres entre sí.

El hombre forma parte de los animales sociales, es decir, de aquéllos cuyas condiciones de existencia no les permiten vivir aislados, sino solamente en sociedad. En este caso la voluntad de vivir es la voluntad de vivir con y para los miembros de la sociedad. El progreso técnico, al modificar las condiciones de existencia en general, modifica también las condiciones de la vida y de la cooperación sociales. Llega, sobre todo, a este re­sultado al procurar al hombre órganos distintos de su propio cuerpo. Las herramientas y las armas naturales, uñas, dientes, cuernos, etc., son comunes a todos los in
dividuos de la misma especie, siempre que sean del mis­ino sexo y edad. Pero las herramientas y las armas arti­ficiales pueden llegar a ser propiedad de ciertos hombres con exclusión de los demás. Los que disponen exclu­sivamente de esas herramientas o de esas armas viven en otras condiciones que los que están desprovistos de ellas. Así se forman diversas clases, en el seno de las cuales la misma voluntad de vivir reviste formas dife­rentes.
Un capitalista, por ejemplo, en las condiciones de existencia que le son propias, no puede vivir sin obte­ner ganancias. Su voluntad de vivir lo lleva a realizar ga­nancias y su voluntad de vivir mejor a esforzarse en acrecerlas. Esto ya es razón suficiente para aumentar su capital; pero la competencia tiene el mismo efecto y obra sobre él con mucha más fuerza: lo amenaza- con la ruina si no puede aumentar incesantemente su capital. La concentración de capitales no es un fenómeno mecá­nico que se cumple sin que los interesados lo quieran y sin que tengan conciencia de él. Sería completamente im­posible si los capitalistas no tuvieran la enérgica voluntad de enriquecerse y de suplantar a sus competidores más débiles. Hay en esto una sola cosa independiente de su voluntad y de su conciencia: el hecho de que los resul­tados de su voluntad y de sus esfuerzos crean las condi­ciones convenientes para la producción socialista. Cier­tamente, los capitalistas no lo quieren; pero no hay que deducir de esto que la voluntad del hombre y "la enorme función creadora de la personalidad humana" están ex­cluidos de la evolución económica.

La misma voluntad de vivir que anima a los capita­listas obra también sobre los obreros; pero, como sus condiciones de existencia son diferentes, reviste en ellos otras formas. Estos no quieren realizar ganancias, sino vender su fuerza de trabajo; y la quieren vender a pre­cio elevado y comprar víveres a bajo precio. Por esto fundan cooperativas y sindicatos y procuran conquistar leyes de protección obrera. De ahí la segunda tendencia que, con la de la concentración del capital, está calificada de evolución hacia el socialismo. Pero no se trata de nin­gún modo, en este caso, de un fenómeno privado de voluntad y de conciencia, tal como se lo concibe común­mente.
En fin, existe otro aspecto de la voluntad de vivir que tiene también su función en la evolución social. Hay casos en los cuales la voluntad de vivir de un individuo o de una sociedad no puede ejercerse sino anulando la de los otros individuos. Un carnicero no puede vivir sino exterminando a otros animales. Con frecuencia su vo­luntad de vivir hasta le obliga a despojar a los animales de su propia especie que le disputan la presa o le reducen la porción correspondiente. Para ello no es necesario que los extermine, pero sí que reduzca su voluntad por la superioridad de sus músculos o de sus nervios.

La especie humana conoce también luchas de ese gé­nero, pero menos entre individuos que entre sociedades; tienen por objeto la posesión de los medios de subsisten­cia, luego los terrenos de caza y los lugares de pesca, hasta llegar a los mercados y las colonias. Una de ambas partes concluye por exterminar a la otra o con más fre­cuencia por quebrantarla y someter su voluntad. No obs­tante, eso no es más que un fenómeno pasajero. Pero el hombre somete también de modo durable la voluntad de otro mediante la creación de instituciones que mantie­nen la explotación en estado permanente.

Los antagonismos de clases son antagonismos de vo­luntad. La voluntad de vivir de los capitalistas está lla­mada a ejercerse en condiciones que les obligan a someter la voluntad de los obreros y a ponerla a su servicio. Sin esta sujeción de la voluntad no habría ganancias ca­pitalistas, los capitalistas no podrían existir. Por otra parte, la voluntad de vivir de los obreros los impulsa a la insurrección contra la voluntad de los capitalistas. De aquí la lucha de clases.

Se ve, pues, que la voluntad es la fuerza motora de la evolución económica, la que forma el punto de partida y penetra en cada una de sus manifestaciones. Nada hay más absurdo que considerar la voluntad y las relaciones económicas como dos factores independientes uno del otro. Es, en el fondo, esa concepción fetichista que con­funde la economía social, es decir, las formas del tra­bajo cooperativo y recíproco en las sociedades humanas, con los objetos materiales de este trabajo, primeras ma­terias y herramientas. El fetichista se imagina que así como el hombre se sirve de las materias primas y de las herramientas para modelar a su gusto determinados ob­jetos, la "personalidad creadora" dotada de voluntad li­bre se sirve de la economía para dar, según sus necesi­dades, formas diversas a las relaciones sociales. Puesto que el obrero es independiente de la materia prima y de las herramientas, puesto que las domina y las dirige, el economista fetichista se imagina que el hombre es inde­pendiente de la economía social y que la domina y la dirige como le place a su libre voluntad. Y como la ma­teria prima y las herramientas no poseen voluntad ni conciencia, cree que todo el proceso económico se cumple mecánicamente, sin voluntad ni conciencia.

Karl Kautsky (El camino del poder)

miércoles, 3 de octubre de 2007

Una pequeña aproximación al budismo

Budismo es un término occidental, cuyo equivalente más cercano en oriente es buddha-dharma, lo que equivaldría a "enseñanzas del Despierto sobre la ley natural". Estas enseñanzas fueron difundidas en el noreste de la India por Siddhārtha Gautama alrededor del siglo V adC. El Budismo había ya desaparecido de la India en el siglo XIII dC., pero para aquel entonces se había propagado con éxito por la mayoría del continente asiático.

Buda no es ni un dios, ni un ser sobrenatural, ni un mesías, ni un profeta, y el budismo no postula sobre un creador. Buddha, que significa "el que ha despertado", es un título en los antiguos idiomas pāḷi y sánscrito que se le da también a cualquier otro ser que igualmente haya realizado lo que se considera como un descubrimiento personal y no una revelación divina. Así, las enseñanzas no son percibidas por los seguidores como creencias o dogmas de fe, ya que estas mismas animan al practicante a cuestionarlas, investigarlas y experimentarlas de manera práctica para poder interiorizarlas.

El propósito último de estas enseñanzas es la erradicación definitiva de todo sentimiento de insatisfacción vital. Según el budismo, la causa real de la insatisfacción o frustración, es el anhelo ansioso (o sus concomitantes el aferramiento y la aversión) que a su vez es producto de ilusión e ignorancia, entendidas como la percepción errónea de la naturaleza de la vida y la existencia de un "yo". El cese definitivo de esta situación se denomina el despertar, una nueva percepción dada por una comprensión emocional e intuitiva profunda. Para guiar el gran esfuerzo personal necesario para poder alcanzar este nuevo estado, el budismo desarrolla y prescribe prácticas de entrenamiento para desarrollar la atención y consciencia, la ética y la sabiduría.

CCCP

sábado, 29 de setiembre de 2007

Prólogo de la contribución a la crítica de la economía política

Mi investigación desembocaba en el resultado de que, tanto las relaciones jurídicas como las formas de Estado no pueden comprenderse por sí mismas ni por la llamada evolución general del espíritu hu­mano, sino que radican, por el contrario, en las con­diciones materiales de vida cuyo conjunto resume Hegel, siguiendo el precedente de los ingleses y fran­ceses del siglo XVIII, bajo el nombre de "sociedad civil", y que la anatomía de la sociedad civil hay que buscarla en la economía política. En Bruselas, a donde me trasladé en virtud de una orden de destie­rro dictada por el señor Guizot, hube de proseguir mis estudios de economía política, comenzados en París. El resultado general a que llegué y que, una vez obtenido, sirvió de hilo conductor a mis estu­dios, puede resumirse así: en la producción social de su vida, los hombres contraen determinadas rela­ciones necesarias e independientes de su voluntad, relaciones de producción que corresponden a una determinada fase de desarrollo de sus fuerzas pro­ductivas materiales. El conjunto de estas relaciones de producción forma la estructura económica de la sociedad, la base real sobre la que se levanta la super­estructura jurídica y política y a la que corresponden determinadas formas de conciencia social. El modo de producción de la vida material condiciona el proceso de la vida social, política y espiritual en ge­neral. No es la conciencia del hombre la que deter­mina su ser sino, por el contrario, el ser social es lo que determina su conciencia. Al llegar a una deter­minada fase de desarrollo, las fuerzas productivas materiales de la sociedad chocan con las relaciones de producción existentes o, lo que no es más que la expresión jurídica de esto, con las relaciones de propiedad dentro de las cuales se han desenvuelto hasta allí. De formas de desarrollo de las fuerzas produc­tivas, estas relaciones se convierten en trabas suyas. Y se abre así una época de revolución social. Al cambiar la base económica, se revoluciona, más o menos rápidamente, toda la inmensa superestructura erigida sobre ella. Cuando se estudian esas revolu­ciones, hay que distinguir siempre entre los cambios materiales ocurridos en las condiciones económicas de producción y que pueden apreciarse con la exac­titud propia dé las ciencias naturales, y las formas jurídicas, políticas, religiosas, artísticas o filosóficas, en una palabra, las formas ideológicas en que los hombres adquieren conciencia de este conflicto y lu­chan por resolverlo. Y del mismo modo que no pode­mos juzgar a un individuo por lo que él piensa de sí, no podemos juzgar tampoco a estas épocas de re­volución por su conciencia, sino que, por el contrario, hay que explicarse esta conciencia por las contradic­ciones de la vida material, por el conflicto existente entre las fuerzas productivas sociales y las relaciones de producción. Ninguna formación social desaparece antes de que se desarrollen todas las fuerzas pro­ductivas que caben dentro de ella, y jamás aparecen nuevas y más altas relaciones de producción antes de que las condiciones materiales para su existencia hayan madurado en el seno de la propia sociedad antigua. Por eso, la humanidad se propone siempre únicamente los objetivos que puede alcanzar, pues, bien miradas las cosas, vemos siempre que estos ob­jetivos sólo brotan cuando ya se dan o, por lo menos, se están gestando, las condiciones materiales para su realización. A grandes rasgos, podemos designar como otras tantas épocas de progreso, en la formación eco­nómica de la sociedad, el modo de producción asiático, el antiguo, el feudal y el moderno burgués. Las relaciones burguesas de producción son la última forma antagónica del proceso social de producción antagónica, no en el sentido de un antagonismo indi­vidual, sino de un antagonismo que proviene de las condiciones sociales de vida de los individuos. Pero las fuerzas productivas que se desarrollan en el seno de la sociedad burguesa brindan, al mismo tiempo, las condiciones materiales para la solución de este antagonismo. Con esta formación social se cierra, por tanto, la prehistoria de la sociedad humana.

Karl Marx

jueves, 27 de setiembre de 2007

Desde lo más profundo de CCCP

Doña Bachelet y sus Dos Partidos.

Podría resultar curioso, hasta simpático, ver peones, alfiles, alazanes y torres de ambos colores seguir obedientes por el borde y centro del tablero a su blanca reina coronada.Sin embargo, en Chile, eso es gesto diario, es actividad común. En las pantallas, cuando hay asomo de cámaras, ciertos políticos y legisladores gravan la voz, plisan el ceño, prensan los puños y se baten en duelos de palabras desafiantes (pero elegantes) y ásperas entre los Partidos de Gobierno y los Partidos de Oposición.

Pero, los fines de semana comparten casas de campo, piscinas, cenas, óperas, asados, niñeras y salamandras.
Otras, comparten los asientos de primera clase en los aviones. Allí están a sus anchas, como en su propio país. Una gruesa y oscura cortina, de un raro material, divide a los seres humanos en esos de primera clase, de segunda, de tercera, de cuarta categoría.
La Derecha, la centro derecha y la socialdemocracia, parecen entidades distintas, pero son siameses provenientes del mismo rico pozo institucional que chorrea y emana jugosos beneficios, sólo para sus muy sedientos e insaciables bolsillos.
Una matriz que diseña, moldea y alimenta seres humanos nutridos de ambición. Como si el dinero y el poder, fuese un emulsionante que suaviza sus quebrantadas y deshojadas existencias. Como si fuesen miserables vampiros adictos y convictos a succionar plusvalía sanguínea de los más necesitados, de aquellos que nadie reclamará o que nadie podrá defender.
Entre el 23 y el 25 de septiembre, se desarrollará la 62ª Asamblea General de la o­nU y la Cumbre sobre el cambio climático. Acto al cual asistirá la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, plus, un séquito de juglares, bufones, humoristas, malabaristas del derecho internacional, contorsionistas ideológicos, y trapecistas de principios, entre otros.
Para la delegación Chilena, el encuentro tendrá un indiscutible ambiente de Cannes o premiaciones Oscar. Y para no ser menos que los anfitriones, nuestro país lleva lo más graneado de la escena actoral-electoral. Las pretensiones de Chile son claras, se realizará un intenso y pertinaz “Lobby” (compra y venta de productos) para la obtención de votos y, que el país obtenga un cupo en el Consejo de Derechos Humanos del Organismo Internacional.
Como primera medida comunicacional, la presidenta ha invitado a moros y monos.
La derecha fascista del país, pasearán en ronda junto a los nuevos “democráticos” gerentes generales de la nación. Una imagen bucólica apostólica y diabólica también, si me lo permiten.
La efigie que proyectan, pretende mostrar un tranquilo estado-lago donde los inversionistas y capitalistas varios puedan venir a pescar a sus anchas con el anzuelo envenenado de la inversión.
Así mismo, incluso, discuten y trabajan codo a codo, billetera a billetera el sueldo “ético” que los trabajadores deberían recibir. (¿Qué ética pueden tener esos nigromantes?)
También, harán gala de la tranquilidad institucional, esa que muestra a gobernantes y opositores arropados de buenos modales y cortes elegantes de discusión sobre cualquier problemática, siempre solucionando las diferencias en un marco victoriano, digno para ser colgado en cualquier pared republicana.
Se les olvida mencionar que no discuten mucho. Que los proyectos de privatizar, carcomer los beneficios de los trabajadores, usurpar tierras, robarse los recursos naturales del país, lucrar con la educación, con las pensiones y mil etcéteras más, es brújula y bitácora que guía sus día a día, sus hora a hora. (Dios los cría y el capital los junta)
También se les olvida mencionar que en relación a los Derechos Humanos, en nuestro país, las medidas, resoluciones y proyectos que han realizado en 17 años, han sido muy de acorde a la calidad personal de cada uno de ellos..
Cárceles Resort para los asesinos, torturadores y bichos varios. Condenas que dan pena, impotencia e indignación. Prescripciones amañadas por jerigonzas leguleyas de dudoso origen. Los presos políticos Mapuche, Los allanamientos, los amedrentamientos, los baleos, la represión a las organizaciones sindicales, estudiantiles, ecológicas, a los allegados, a los sin casa, a los deudores habitacionales, a los pescadores artesanales, a los empleados públicos, las palizas a los familiares de Detenidos Desaparecidos, de Ejecutados Políticos y sí sigo escribiendo termino el artículo en libro de reclamos e injusticias infinitas.

"Con el Tiempo nos ponemos Viejos, nos ajamos, nos arrugamos, pero algunos tienen la Caradura hasta más allá de la muerte"

Decidora frase para describir el tupé de ciertos representantes del país. Porque hay que ser muy caradura, muy maquillado con yeso, como para siquiera pensar en tamaña insolencia y falta de respeto contra todo el país, sino que también contra el mundo y estar postulándose un cargo que tenga relación con los Derechos Humanos.
Un país que clasifica a los niños como mercancías de primera y segunda categoría.
Que pone y expone como de costumbre a la mujer meramente como un objeto sexual y comercial.
Que controla todos los medios de Comunicación y ahoga a los que no son de su elección.
Que mata a balazos a los obreros que protestan. Que criminaliza cualquier reclamo o demanda.
La postulación no es caprichosa, tampoco espontánea. Ciertas misteriosas directrices, venidas del norte posiblemente, (una vez más) ordenan cierta alineación en contra de cualquier brillo internacional que pudiese haber por parte de Venezuela, que también postularía al cargo. Fuimos testigos del excelente trabajo llevado a cabo por la representación Chilena en su tibia e influenciada postura cuando Venezuela postuló al Consejo de Seguridad de la o­nU.
Por otra parte, Si Chile sale elegido, Estados Unidos contaría con un aliado en la "butaca humanitaria" que no diría media palabra en relación a los delitos de lesa Humanidad cometidos contra Irak, Palestina, Los Cinco Cubanos encarcelados injustamente por ejemplo y todo aquello que pudiera eclipsar a las súper potencias.
Además, por una casualidad inexistente, “el mayor estadista” de todos los tiempos, Ricardo Lagos, se ha unido a otros ex presidentes como Alejandro Toledo y Vicente Fox, para contrarrestar la popularidad de Hugo Chávez en América. (Los tres Mosqueteros)
El inconmensurable y sin igual estadista, Actualmente, titán ecológico del planeta, enviado especial para el cambio climático de la o­nU. (Y sólo Dios sabe cómo llegó a obtener ese puesto) también estará en la cita del organismo Internacional.
Individuo que al igual que George Bush piensa que el Calentamiento Global de la tierra, sería una orgía lasciva mundial.
A Ricardo Lagos se le recuerda mucho en Chile, especialmente a su parentela cuando se le nombra. Antes y después de su mandato estuvo involucrado (y declarado) responsable directo de casos de robos, represión, corrupción, nepotismo, negligencia, malversación y por sobre todo, la maravilla más palpable de su divina presencia, El Transantiago, sistema de locomoción colectiva de inigualable talante estilo medieval.
Sin contar los desastres ambientales producidos en Santuarios Naturales, (la muerte de cisnes de cuello negro) La concesión mafiosa de su gobierno a la Minera Barrick Gold (donde Bush padre tiene importantes acciones) y la explotación y destrucción de tres glaciares en el Proyecto Pascua Lama, etc etc etc...
Al final, de tanto pensarlo me da una risa tragicómica todo esto.
Realmente es el mundo al revés.

Poder de síntesis.

Los nominados son:

José Miguel Insulza, defensor número uno de Pinochet cuando el general estuvo encarcelado en Inglaterra. Actual Presidente de la OEA. Bendecido por Estados Unidos si quiere entrar en carrera presidencial en Chile.

Ricardo Lagos, que de ecología (o escatología) lo único que podría tener es ser un Viejo Verde. Y, aparte de todo, ahora que lo pienso, bien poco hombre. No ha asumido nunca su cuota de responsabilidad y culpabilidad frente al fiasco llamado Transantiago, dejando sola a su apadrinada política, la Actual Presidenta de Chile. Un maricón megalómano y mentiroso.

Caballo viejo que aún podría correr en alguna elección presidencial.

Soledad Álvear, encantadora “Madame” vista con muy buenos ojos por la administración de los Estados Unidos como posible futura presidenta de Chile, y volver a repetir la patraña de “una mujer a la presidencia" (esto dicho con tono episcopal).

Representante del partido líder en ambigüedades, traición, ambición y descarada tendencia pro yankee. La Democracia Cristiana.

Los otros delegados que van a la cita, son meros guarangos sin importancia.

Incluso han sido invitados los Hermanos políticos-económicos, Larraín & Larraín asociados, representando al empresariado. (Presidentes respectivos de los partidos, Renovación Nacional y Unión demócrata Independiente)
Como guinda de la torta que llevan a Estados Unidos, en una maniobra elegante, y de última hora, el gobierno ha extraditado al criminal y ladrón, el ex presidente Alberto Fujimori hacia Perú.
Con un semblante inalterable, y siguiendo los pasos de su padre, Ricardo Lagos Junior, vocero del gobierno (impuesto por el nepotismo) ha declarado muy suelto de cuerpo que: “Hay que resaltar el compromiso del Estado Chileno con los Derechos Humanos. En el país opera el Estado de Derecho y las instituciones funcionan”.
Este palurdo sin más méritos que el de ser hijo de un presidente, olvida y soslaya adrede mencionar que el “Estado de Derecho y las Instituciones en Chile" , brindaron la más alta impunidad a Pinochet quien murió sin ser juzgado.
Sin mencionar otros cientos de casos más, llenos de impunidad repugnante.
Obviamente, Alberto Fujimori, después de pasar dos años en Chile a cuerpo de Rey, viviendo en una mansión, lujosos hoteles, pasearse como el mejor de los turistas por todo el país, el estado chileno tenía que hacer algo. El descaro y la desfachatez eran demasiado.
Pena que nadie le sopló a Fujimori que dijera que no se acordaba de nada.
Como dato anecdótico, la mayoría de los transparentes ciudadanos chilenos que se presentan y muestran en la cita, han recibido una noble y desinteresada educación en los Estados Unidos.
Si el Gobierno de Chile tuviese un mínimo de respeto y dignidad, primero le preguntaría a la ciudadanía si el país es merecedor de postularse a cargos que dicen relación con los Derechos Humanos.
Obviamente no sería misterio para nadie que la gran mayoría, por respeto a los desaparecidos, a los torturados, a las terribles injusticias sociales que azotan Chile, estamparían un rotundo No.
Al paso que vamos, no sería raro que Chile proponga a Bush para el premio Nóbel de la paz.

Andrés Bianque.

sábado, 22 de setiembre de 2007

Pinochet Shooter 1 "El regreso desde las tinieblas"


Dispárale con el cursor al viejo de mierda y evita a los conejos. Los relojes dan más tiempo para disparar. Puedes disparar todo lo que quieras (al parecer no descuenta)

viernes, 14 de setiembre de 2007

Un país llamado Salvador Allende


Definitivamente el 11 de Septiembre es una fecha que divide a los chilenos. Los divide entre perdedores y vencedores. Entre explotados y Explotadores. Los derechos fundamentales, desde los más básicos hasta los más sublimes desaparecieron un nublado martes 11 de 1973.
El número 11 nunca aparece en la simbología cristiana, a pesar de los fundamentos religiosos de los militares en su santa cruzada contra el marxismo y sus seguidores.
El 11 es una cifra Maldita, pecaminosa e incompleta, que está entre el 10 (perspectiva humana) y el 12 (perspectiva cósmica). Los Apóstoles quedaron reducidos a 11 después de la traición de Judas. San Agustín indica: El 11 es blasón (escudo) del pecado.
Desde que este país pasó a llamarse Chile, tuvo por primera vez, en toda su historia la oportunidad de hacer algo grande, noble y hermoso por todas las generaciones postergadas y maltratadas, que murieron sin poder ver una mañana distinta, bajo los gobiernos esclavistas a que fueron sometidas.
Desafortunadamente, el egoísmo, motor de la historia, pudo más. La avaricia, espina dorsal de la humanidad, pudo más.
Y entre deficiencias, desacuerdos y felonías al por mayor. La venganza de los patrones no se hizo esperar. Tres años haciéndoles perder ganancias, tres años tratándolos de tú y no de amos, fueron suficiente motivo como para que todo el rencor acumulado que tuvieron, lo depositaran en sus perros entrenados. El machete empresarial se volvió corvo militar.
Ya sabemos que todo aquel que fuese obrero, campesino, dueña de casa, indio o estudiante era marcado como ganado, o a balazos o a fierros candentes en los costados.
De cuerpo mataron a miles, y de adentros millones…
Los que sobrevivieron, se han ido muriendo, unos, poco a poco, otros, por mano propia.
Dentro de algunos años, habrán muerto los últimos sobrevivientes.
Menester es decirles que cuenten sus memorias, que anoten sus historias. Los ricos no olvidarán su gran momento, aquel 11, siempre que tratemos de lograr una vida mejor, lo invocarán.
Momentáneamente duermen los filos cristalinos de los sables desgastados a roce de carne amarrada, de esos viriles villanos, duermen.
Ya se han marchitado las hojas de los corvos de talantes mortuorios, esperando el momento preciso para florecer entre los soñadores.
Estas piedras, estos bosques, estas calles que vieron crecer las infancias truncadas, cuanto de terror llevan a título de nombres, cuanto de impunidad asqueante, que de caminos que conducen a un pasado vergonzoso, el cual intentan una y otra vez ocultar, cambiar, permutar y vender en su torpe hábito de compra y venta de ideales, sueños, utopías y quimeras.
El olor de los neumáticos quemándose es la vaho atrasado que va horadando una vez más, una vez más la oquedad que conduce a las raíces primarias de nuestra historia.
Nos llenaron de dolores prematuros, de demencia precoz abundante en el semblante generacional que se esconde en la estupidez, la frivolidad y el olvido.
Recorrían las calles, las casas, las caras, buscando llenar sus bodegas de derrotados
Y sin embargo, sólo hoy, las multitudes lloran, gritan y envuelven sus puños en rabia de recuerdos recortados a puñaladas horrorosas que trajo el horror de los ricos sobre Chile.
Los zapatos patean, huyen y marchan sobre los mismos pasos que siguieron sus hermanos años atrás.
Y hay tantos de aquellos que caminan por las alamedas indiferentes y no ven los charcos de sangre que aún destilan y tiritan nombres que ya nadie recuerda.
Tantos que no divisan esa enredadera de huesos que sube por los edificios públicos y los balcones, que va adosada de ligamentos que apuntan regimientos y entran por las ventanas pidiendo un poco de agua.
Hay de aquellos que nacieron en otro tiempo, que no supieron lo que era beber silencio, oscuridad, oscuridad, y alaridos desgarrados que atravesaban el cemento, los momentos…
¿Es cierto que mientras ellos gritaban, ustedes los ricos celebraban y brindaban?
Que callaron por años, que aún siguen callando. Primero por desprecio, después por conveniencia y por último por cobardía.
Ciertos Pueblos Originarios de América del Sur suturaban las lesiones de una forma muy especial. Unían los bordes de una herida y colocaban una hormiga o escarabajo para que los mordiera; cuando el insecto lo hacía, le retorcían el cuello rápidamente, y quedaban las mandíbulas rígidas al morir, las cabezas unían las partes abiertas y actuaban como increíbles puntos de sutura, luego el torrente sanguíneo deshacía los restos del insecto.
¿Pretenden de la misma manera curar las heridas de este Chile moreteado, mordido y herido?
Que el tronco de seres humanos que lucharon por un mundo mejor, quede cabeza abajo, escondidos, olvidados, menospreciados y asesinados, pretendiendo que nada ha pasado.
Que sólo fueron cabezas vacías de sueños, sentimientos, familias, amores y anhelos…
Imagino vuestro desencanto, ni todo el dinero del mundo puede borrar el Sacrificio de un Presidente Honesto. Lo han Intentado por años y años.
He imagino como deben odiar a aquellos que honran y siguen su ejemplo.
A pesar de todo, Salvador Allende y esos hombres anónimos que lucharon un día, se repiten una y otra vez en canciones, cuentos, poemas y versos que el mundo declama.
Para ustedes, los vencedores, sólo desprecio y vergüenza.

Andrés Bianque

lunes, 10 de setiembre de 2007

Miedo, Mentiras y Mediocridad ó 34 Años más de lo Mismo.



Belisario Velasco, como vicepresidente del país fue el encargado de adornar Santiago de Chile, a la usanza de una ciudad en estado de sitio, campo militar, campo de concentración, a cargo de los partidos de la Concertación.
La presidenta de Chile, Bien gracias. Sacándose Fotitos en la Isla de Pascua junto a los Moai.
Como se nota Belisario que eres militante de la Democracia Cristiana, como se nota que nunca has sentido nada más que desprecio por todos aquellos que lucharon por un mundo mejor junto a Salvador Allende, como se nota que en tú repugnante partido de centro derecha las víctimas por la represión Pinochetista no pasaron de cinco, frente a los miles que el pueblo y la izquierda tienen.
Casi dos mil policías rodeando La Moneda para que nadie pase. ¿Quién te dio autoridad moral para decidir por dónde pasa o no pasa una marcha Honesta?
Cíclope corrupto, y repugnante.
¿Por qué no pones 1500 policías a cuidar los Glaciares de Pascua Lama?
¿Porque el enmascaramiento de la imagen de esas pirañas minerales trasnacionales que pretenden robarse el suelo, está a cargo de las mediocres de tus hijas?
¿Ellas están a cargo del Lobby y tú a cargo de la represión y la corrupción?
Como se te nota que aún sigues herido por el desprecio que la casta militar, encabezada por Pinochet, te hizo años atrás. Pretendes ser igual o peor de miserable que tu casi suegro el general. Y eres igual de valiente que él, escondido siempre en un cuartel.
Para tristeza tuya, la gente marcha, el pueblo se organiza a pesar de cualquier cosa, por más que lo repriman y castiguen. Deberías saberlo mejor que nadie.
No importa que esos policías cobardes montados a caballo, carros lanza-aguas, gases tóxicos, perros con rabia, que esconden sus placas e identidades y se sienten impunes y a sus anchas para golpear, humillar, vejar y detener.
Deberías saberlo, pero obviamente, cometes el mismo error de todos los viejos dictadorcillos bananeros que tanto debes admirar. Y eso que no eres presidente, aunque bien sabes que eso nunca ocurrirá, nadie votaría por ti, nadie, con suerte tus hijastras.
Lloran una vez más los muertos en el Cementerio general, motivos hay, como flores en el camposanto. Esta necrópolis capitalina una vez más observa, como los mismos de siempre repiten el sabido y consabido rito protocolar de la dictadura militar.
Nombren un año, cualquiera, a ver quién se acuerda, desde el golpe gorila del 73 hasta nuestros días, en que el Cementerio General no haya sido víctima de la ortiga profanadora de tumbas, de recuerdos, de los derechos más elementales.
De una palabra que repiten, pero que en sus bocas sólo es algo vacío. Respeto.
Por otro lado, detienen a las compañeras de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, igual que en Dictadura. No parecido, igual.
¿Qué viene después? ¿La Censura y el cierre de los medios de Comunicación?
Mil detenidos en menos de dos semanas. Bonita tu democracia.
Después del 11 de septiembre, habrá que volver a contabilizar.
Porque obviamente, el desarrollo de un país no sólo se mide por la bonanza económica, (aunque sea sólo para los ricos) también se mide por el respeto a las personas, se mide en el trato educado, considerado, cuidadoso que la policía brinda a todo aquel que quiera expresar su opinión por ejemplo, aunque no sea siempre de la manera más correcta.
No los simios con garrote, no los mutantes a caballo y lanza, no los guanacos con monos al volante que se pasean eufóricos, excitados y babeantes por las calles de Chile.
Al final, trata de entender (aunque perro viejo no aprende trucos nuevos) pon atención.
El comportamiento de las Instituciones Armadas en un país, es directamente proporcional al comportamiento y calidad de las personas que lo administran.
Por ejemplo, O sea, supongamos que la hija o hijo de la Intendenta de Santiago de Chile, Adriana Delpiano, decide tomar un camino distinto al que ella le indicó, y aunque el hijo tenga mejores razones, la madre (en este caso) lo gaseará o golpeará con chorros de agua a presión o lo subirá a golpes a un carro policial sino obedece.
¿Te quedó claro? Sino, me das tu correo y te mando un dibujo
Democracia no es la manipulación de los medios de comunicación y su reemplazo por la tergiversación de las aspiraciones populares, no la enajenación que sólo pretende enceguecer y brutalizar ideales y esperanzas de las grandes mayorías.
Beneficiario del Asco, si tanto te gusta la represión, detenciones, si tanto te gusta castigar, sancionar y reprimir.
Vístete de paco y sale tú a detener y a apalear gente. Sería simpático verte alguna vez haciendo algo más que transacciones económicas ó maquinaciones diabólicas, siempre escondido como rata.
Sería simpático, por no decir insólito, verte mojar el potito por alguna causa.
Has sido siempre una lagartija amorfa que busca todas las piedras que el sol calienta.
Para lo único que has sido bueno es para enviar a otros a asesinar en tu nombre, lo único que has sabido hacer bien es destruir y destrozar corazones, pero construir brillantemente tu cuenta bancaria en base a soplonajes, corrupción, nepotismos y delatores.
Afortunadamente, tenemos la suerte, y valga la redundancia y tu repugnancia, que has sido y serás siempre un segundón, un simple arribista ambicioso, brillante capataz de explotadores,
Deslumbrante mercenario del gran capital, ínclito sicario del empresario. Pero mediocre parodia de ser humano, anodino adicto al vino, caricatura de cristiano, farsante de palabras, un pobre simplón que se prueba escondido en el baño la banda presidencial.
¡Redímete viejo vinagre de tonel privado!, el próximo 11 de septiembre habrá Protesta Nacional. (debido al robo descarado del gran capital y mil tragedias más).
Sal por último con una cámara a grabar a quienes no están de acuerdo con el sistema económico implantado por tus patrones y así engrosar las listas de miles de sospechosos que duermen en tu oficina.
Por último conmueve tus posaderas y vete a la Agencia Nacional de Informaciones, y desde allí síguele el IP a todo aquel que te escriba un par de indirectas como esta.
No se olvide, cuando compre, no exija boleta, recuerda que su impuesto mantiene a zánganos como este.
Beneficiario del Asco, donde quiera que estés, lo peor para ti.
Tu enemigo de clase.

Andrés Bianque.

Una vez más la porfiada historia. El pueblo conmemora a sus combatientes 9/9/07

martes, 4 de setiembre de 2007

Chile, otro 29 para la memoria o breviario de calvarios colectivos.


Semejantes, disímiles y a veces contrapuestos estamentos de todos los rincones de este larga columna vertebral arqueada, doblada y moreteada llamada Chile, se levantaron e irguieron en contra de un sistema miserable, rata y cobarde de señores bien que se esconden en sus oficinas y otean desde sus balcones como son apaleados los trabajadores, los estudiantes, las mujeres, los niños y los viejos.
El 29 de agosto fue un llamado de “atención” hacia los que manejan el país.
El chantaje de ciertos sectores supuestamente de izquierda que viven en constante contradicción con sus propios discursos, hicieron el llamado a la Protesta, Paro, (que más parecía un simple “reparo” a ciertas injusticias sanables por lo demás)
Otros, después de largos debates y largas discusiones acordaron salir a la calle ese día, pero no para legitimar, respaldar o aprobar a la Central de Trabajadores sino por encontrar legítimo el hecho de expresar el descontento y los reclamos populares. No hubiese sido justo dejar marchar solos a ciertos cuestionados representantes de la clase trabajadora para que se arrobaran un protagonismo que no han tenido nunca. Para que posaran de dirigentes de los obreros cuando su desempeño ha sido entre mediocre, pésimo y fatal.
Por otro lado, tratando de reparar la alicaída, y penosa imagen que la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) tiene en la actualidad, el presidente, Arturo Martínez, se puso a la cabeza del movimiento al igual que otros figurines.
Y la expresión no es más que retórica, porque hace rato que Martínez está la cabeza, pero de un montón de espantapájaros con heno por neuronas que pretenden ahuyentar al cuervo empresarial que todo lo roba, carcome y destruye, con meros saludos a la bandera.
En 17 años de gobiernos de la Concertación se le olvida a Martínez que ha corrido presto a dar su voto y los que sus influencias arrastran, hacia las arcas electorales de los mismos gobiernos que justo ahora tan ácidamente crítica.
Martínez es militante del PS, (Partido de Sabandijas) que se hacen mal llamar “Socialistas” popularmente conocidos como “sociolistos”. El mismo partido donde Milita la presidenta de Chile, Michel Pinochet, Bachellet digo. (Delineando suavemente las contradicciones, y tendencias que existen al interior de la Concertación, los chupasangres y los chupasangres, pero con anestesia)
A parte de las acusaciones por maniobras antisindicales al interior de la propia central de trabajadores, sueldos brujos, nepotismo, actitud matonescas, dictatoriales, (Donde Martínez es famoso por lo desagradable y agrio que es) comisiones relámpagos y de haber recibido con alfombra “roja” en su sede al líder del partido ultraderechista, Unión demócrata Independiente (UDI) Hernán Larraín, y discutir entre bromas, café y galanterías, el cómo “suavizar” la explotación sobre la clase trabajadora.
Donde unos de los mayores avances en las conversaciones fueron la “desinteresada y generosa” oferta por parte de la derecha de capacitar a los obreros bajo sus doctas enseñanzas.
La CUT es una puerta vieja, por donde entra y sale la servidumbre y que el sistema capitalista, representado por el Gobierno de la Concertación, usa para darle escape y salida al descontento popular, pero sólo como terapia de masas.
El paro del 29 fue una maniobra política, más que un movimiento de trabajadores. Los acuerdos por arriba fueron los que impulsaron este movimiento desde las bambalinas.
La afiliación a la central ha ido decreciendo espantosamente en los últimos años, la cual, ha procurado, leal y consecuentemente, no hacerles olitas a los gobiernos de la concertación y todos los llamados que ha hecho a paro han sido meros dibujos sobre el agua. No tiene ni la fuerza, ni el arraigo en los trabajadores. Obrero entiende, la CUTno te defiende es voz de pópulo en Chile.
El auge que hay o pudiese haber en la tozuda lucha emprendida por distintas ramas de trabajadores, poco o nada tiene que ver la Cut. La cual cada vez que ha intervenido ha sido para oficiarlas de garantes tanto entre los trabajadores como de los empresarios, procurando siempre no estresar demasiado a los dueños del capital. SEGUIR LEYENDO

Andrés Bianque


martes, 28 de agosto de 2007

Sobre el paro del 29 de agosto.


Mucho se ha hablado de la labor que tiene la CUT como el espacio que logra hacer converger todas las reivindicaciones de los trabajadores. Ahora es la misma Central Unitaria de Trabajadores, la que se alza con una convocatoria para conquistar un estado democrático, solidario y social, diciéndole ¡NO AL NEOLIBERALISMO!. Pareciera ser un avance la convocatoria, muchas organizaciones se están abrochando bien los cordones para salir el 29 a dar la pelea, salir a la calle a tapar calles y quemar buses transantiago.

La jornada de movilización y acción Sindical a la que está llamando la CUT tiene que ver con la movilización "pacifica"; atrasos colectivos, mitins por los sectores "populares", cacerolazos, etc.

¿De qué nos sirve hoy esta jornada de acción sindical? Está claro que Chile tiene un ánimo social de descontento superior a otros años, lo hemos visto primero con la lucha contra la Ley Antiterrorista, la movilización secundaria, la lucha de los allegados, el paro de Agrosuper, coca-cola, y la huelga de la CTC (confederación de trabajadores del cobre), pero sin duda, son estos levantamientos sindicales los que no han obtenido grandes mejoras a los trabajadores, puesto que sus demandas recaen netamente en mejoras salariales, pero no ponen en total jaque, por ejemplo, la brutalidad de la Subcontratación.

Y vale decir que existe "necesidad" en la clase trabajadora, pero que es esta necesidad la que no tiene dirección real de clase, sino mas bien una dirección de conformismo que sólo les permite vislumbrar errores económicos y no los reales quiebres hegemónicos que tenemos que lograr para lograr consolidar una verdadera unión clasista que luche por sus intereses, forjando hasta su necesidad organizativa, un partido.

El día 29 de Agosto, es la instancia para evaluar, canalizar y proyectar los ánimos. Es la instancia donde podemos converger y desarrollar un mayor debate sobre lo que significará el carácter de las próximas movilizaciones, pero sin duda, tiene un realce puesto que es el momento en que divisamos una Central Unitaria de Trabajadores en pugna, quizá un momento definitivo para adquirir una verdadera representatividad, y ser claramente, un espacio de transformación en que florezca la discusión profunda sobre el rol de la Central y el rol de los trabajadores no sólo en el funcionamiento de la misma, sino en el desarrollo de adquisición de conciencia que nos permita dar el primer paso a la revolución.

Por tal, es indispensable que la totalidad de las fuerzas que se sientan de izquierda se sumen y se hagan parte de la convocatoria, puesto que tenemos que recuperar los espacios que nos pertenecen por nuestra condición de clase.

Framburdur

sábado, 18 de agosto de 2007

Sexualidad, entre la realidad y la moralidad

Sentada a las orillas de su cama llorando desconsoladamente y luego de sugerentes horas de tratar de recordar lo que había pasado aquella noche, decidió no torturarse más y cerrar ese capítulo de su vida.
Se levantó del suelo y fue donde su mejor amiga, Anita , donde estuvo estudiando un buen rato para el examen de la siguiente semana.

... 3 meses después:

Comienza a sentir mareos, vomitaba frecuentemente, sentía fatiga ... tomo el teléfono y llamó a Anita y le contó todo lo que había sucedido aquella noche y además le comentó los sugerentes síntomas que presenciaba, Anita la instó a realizarse un test de embarazo.

Se juntaron ese mismo día y se dirigieron a una farmacia donde compraron el test, ambas muy nerviosas ingresaron,

- Buenas Tardes, ¿En qué le puedo ayudar ?
- Necesitamos un test de embarazo
- ok , le recomiendo este , puede cancelar en caja
- Muchas gracias.

Llegando ambas a la casa ingresan al baño y luego esperan el resultado del test. Al confirmar la sospechosa intuición de Anita ambas quedan atónitas por unos segundos (...)

____________________________________________

En etapas de contingencia, la nueva publicidad impulsada por el gobierno de Chile representado por el Ministerio de Salud pretende fomentar e incentivar que se tomen precauciones por parte de los jóvenes ante hechos que puedan terminar lamentándose.

Variadas han sido las reacciones debido a que primera vez en incentivos de esta índole se manifiesta de manera explicita desde la ideología mas conservadora , como la abstinencia , hasta la mas libertaria como incentivar el uso del condón tanto en parejas heterosexuales como homosexuales.

A continuación cito de manera extraordinaria la intervención de un parlamentario (DC ) de la cámara de diputados de Chile :

- Señor presidente de la cámara de diputados, muchas gracias.

Señor Presidente:

Debido a la publicidad de la campaña para prevenir enfermedades de transmisión sexual difundida por la televisión, radio y distintos medios de comunicacion , solicito como padre de familia y diputado de mi distrito que ésta solo se transmita en horarios para adultos , por ende no tenga difusión ni esté dispuesto a niños , como el mío de tan solo 5 años , que irresponsablemente observa esto.

Dado lo anterior , solicito Señor presidente copia íntegra de mi intervención en conjunto a la solicitud un oficio con copia al consejo nacional de televisión ( CONATE ) y al ministerio de Salud ( MINSAL ) .

Muchas Gracias

( Fragmento ) .

___________________________________

Estimado Blog , solicito mi intervención .

- Debido a las declaraciones del parlamentario solo me queda lamentar como Chileno la irresponsabilidad de los padres y la constante disminución de la preocupación de los progenitores hacia los hijos que ha surgido el último tiempo.

Me parece devastador que el diputado no se preocupe de lo que observa su hijo durante el día , sin embargo , aun más intolerable me parece el ánimo de censurar una campaña con beneficio directo para los Chilenos , quienes muchas veces no tienen los medios que usted dispone para informarse como el Internet , TV cable u otros.

Muchos jóvenes se lamentan que hoy tienen unos cuantos meses de embarazo o que padecen de una Enfermedad de transmisión sexual (ETS ) como el VIH, a mi consideración esto se hubiese podido evitar con lo que hoy usted pretende censurar.

Por otro lado depurable es la actitud que posee al pedir esto en representacion de los cientos de padres de familia que dice representar, siendo que la mayoría de estos probablemente no piensan lo mismo que usted.

Estimado blog solicito un oficio con mi intervención integra con copia al diputado de la república.

_________

Fabrizio Bastías

jueves, 2 de agosto de 2007

Un Mechón de Humo cuelga sobre la frente del Viento.


Cianótico cojea el viento por entre las avenidas, moreteado y monótono se arrastra entristecido de si.Lo que antes fue caballo alado transparente, ahora es lobo leproso que muerde las gargantas pequeñas, que tienen manitos pequeñas y no pueden defenderse.

Vestido de suciedad y sociedad moderna ajena, paga caro no ser canjeable por dinero, paga horrendas cargas sobre su esqueleto de brisa por ser público, colectivo, libre y popular.
Ciertos señores, al no poder encadenarlo, al no poder atarle grilletes y sumar ganancias privadas a costa de sus costillas transparentes, expectoran hollín sobre su extremidades, y ceniciento de alegrías, tiznado de impotencia, entrega su cuerpo en un ritual milenario, a sabiendas que su vaho viene infectado de un moho gris y forastero, como hostia estropajo sagrado y traslúcido de purezas.
A ratos estruja un racimo de nubes colgadas, buscando lavarse el rostro lleno de cardenales extranjeros sobre el núcleo central de si mismo.
Y los corredores llenos de niños ahogándose, son un atajo al infierno, un pasillo de pesadillas por donde observar la impotencia y la ineficacia inducida adrede por los recolectores de ganancias que no ven negocio en curar sólo por curar.
Y en esos claustros blanquecinos, amarillos, desvencijados, las madres besan a sus hijos y esos besos van envueltos en suspiros buscando llevarles el oxigeno que tanto les falta, y éstas se arrancan fragmentos de aire de sus propias entrañas y alimentan a sorbitos a esos pajaritos que se les mueren entre los brazos.
Y la interminable espera, y la rabia y la impotencia es la cuna donde se mecen todos los miedos, su querubín se le ahoga. Una mano ajena estrangula y tritura la nuez de sus cuellos.
Y los niños comienzan a probar desde niños, el filo de la navaja del explotador sobre sus gargantas.
Comienza a bajar la bandera de sus ojos a media hasta y ella no quiero duelos, ni fallecimientos y espanta a la muerte con un abanico de sonrisas tiernas, y le canta y le cuenta historias y le habla y le dice que todo va a estar bien.
En cuclillas, casi arrodillada, la respiración terrestre observa todo escondida detrás de una ventana, y se seca las mejillas teñidas de higo envenenado amargo y marchito con un par de nimbos prestados, mientras el dique de sus ojos se rompe despacito en interminables grietas, fisuras y hendiduras que nadie ve.
Porque en este hospital pobre de país pobre, todos lloran, los que ríen lloran, los que hablan lloran, los que se esconden en los casilleros y vestuarios a enjuagarse la impotencia con agua propia, lloran.
Los horarios de negreros, las peripecias de siempre, la improvisación, las mentiras blancas, la siembra de úlceras por doquier, la falta de recursos e insumos, las peleas evitables e inevitables, los reclamos justos e injustos, los sueldos miserables, el deterioro de los instrumentos, las paredes húmedas, las ventanas y puertas oxidadas, la pintura descascarándose por todas partes..
Y las manos son pocas, los doctores son pocos, las enfermeras son pocas, las camas son literas traídas desde alguna cárcel de animales, y las mascarillas escasean, y los tubos son grandes caros y escasos y falta de todo, sólo la desgracia abunda en este hospital para pobres.
Niños pobres que no valen ni la mitad de lo que valen los otros. Que aprendan desde críos la palabra espera, como espera han tenido sus padres, como espera han tenido sus abuelos y todas las generaciones que aguardan una vida mejor.
El aire limpio se paga, sino quédate en esa cámara de gas que se ha convertido la ciudad, donde largas hileras de seres humanos franquean una cortina de humo que corta y surca la respiración.
Que se te llene y rellene el cuerpo de piedras invisibles que enrojecen la loza de tus ojos, que el hollín invisible se anide como piojo negro regalado y esparcido por máquinas, automóviles y fábricas que vomitan el humus inherente de la modernidad de plomo sobre tu pelo.
En este pasillo del dolor, en este Hospital Pobre de País Pobre, todo falta, sólo la desgracia abunda.
SEGUIR LEYENDO

Andrés Bianque